Impacto del estrés por calor en las aves de corral

Artículos Impacto del estrés por calor en las aves de corral

El estrés es un mecanismo adoptado por el organismo para hacer frente a cualquier desafío. Las aves en particular son muy sensibles a los desafíos ambientales, como las altas temperaturas que causan estrés por calor. En las aves de corral, el estrés por calor tiene efectos indeseables sobre la salud intestinal, la digestión y absorción de nutrientes, el sistema inmunológico y aumenta los niveles de estrés oxidativo, lo que lleva a una disminución de la productividad y un aumento de las pérdidas económicas para los productores.

Salud intestinal

El tracto gastrointestinal es particularmente sensible a los factores estresantes, por lo cual las uniones estrechas (A), la altura de las vellosidades y la profundidad de la cripta (B), la composición de la microbiota (C) y las enzimas digestivas (D) se ven afectadas.

El tracto gastrointestinal es particularmente sensible a los estresores. En condiciones de estrés por calor, se observan cambios morfológicos y fisiológicos que afectan negativamente la funcionalidad e integridad del epitelio intestinal y aumentan la susceptibilidad a enfermedades como infecciones por Salmonella spp. El estrés por calor afecta la permeabilidad intestinal debido a la ruptura y la alteración de las proteínas de unión estrecha (A). Además, a través de la vasodilatación, el estrés por calor reduce el flujo sanguíneo a las células epiteliales, lo que resulta en un menor suministro de oxígeno y nutrientes a los enterocitos. Además del aumento de la permeabilidad intestinal, el estrés por calor también afecta a las poblaciones microbianas intestinales. El estrés por calor aumenta la cantidad de bacterias dañinas al tiempo que disminuye la abundancia de bacterias benéficas (C). Esta población de microbiota profundamente alterada también contribuye a aumentar la permeabilidad intestinal y a la disfunción inmune y metabólica.

Absorción y digestión de nutrientes

El intestino juega un papel vital en la absorción y digestión de nutrientes. Se observan alteraciones morfológicas del epitelio intestinal en aves de corral bajo estrés por calor. La altura de las vellosidades (B), la profundidad de la cripta (B), el ancho de las vellosidades y/o la relación entre la altura de las vellosidades y la profundidad de las criptas se ven afectadas por el estrés por calor, lo que resulta en una reducción de la superficie de absorción de las vellosidades y un impacto negativo en la absorción de nutrientes. Además, la absorción de nutrientes se reduce debido a los cambios en la expresión de los transportadores de nutrientes intestinales. Además del hecho de que las aves bajo estrés por calor reducen su consumo de alimento, el estrés por calor también conlleva a una reducción en la digestibilidad de la dieta. La digestibilidad de los carbohidratos, proteínas y lípidos se reduce por alteraciones en las actividades de las enzimas digestivas (D) como la amilasa, maltasa, lipasa, tripsina y quimotripsina. En última instancia, ciertos nutrientes esenciales como proteínas, aminoácidos, minerales y vitaminas se tornan deficientes.

Sistema inmunológico

El estrés por calor aumenta la susceptibilidad a las enfermedades en las aves de corral, ya que tiene un efecto inmunosupresor. La función de los tejidos linfoides, como el timo, el bazo y la bolsa de Fabricio, disminuye durante el estrés por calor. Se observan niveles más bajos de anticuerpos circulantes totales que dan como resultado una reducción en la eficacia de la vacunación. La función de los macrófagos también se ve afectada negativamente por el estrés por calor. Se reduce la cantidad de células en proceso de fagocitosis, así como su capacidad fagocítica y su participación en la reacción oxidativa, lo que resulta en una respuesta inmune menos efectiva.

Estrés oxidativo

En condiciones de estrés ambiental, como el estrés por calor, las células tienen una mayor necesidad de energía y consumen el doble de energía que de costumbre. Para satisfacer esta necesidad, el metabolismo energético aumenta y esto conlleva a una mayor fuga de electrones fuera de la cadena de transporte de electrones en las mitocondrias y una mayor producción de especies reactivas de oxígeno (ROS). Además, la creciente concentración de ROS durante el estrés oxidativo contribuye a una mayor permeabilidad intestinal, lo que facilita la fuga de bacterias. Además, los animales que experimentan estrés por calor tienen una capacidad antioxidante reducida. En consecuencia, el organismo del ave entrará en una etapa de estrés oxidativo que afectará las células y los tejidos y causará una disminución adicional en el desempeño del ave.

Crecimiento y producción

Para que las aves mantengan su temperatura corporal normal y sus actividades metabólicas cuando están fuera de su zona termoneutral, tienen que utilizar energía que normalmente se usaría para el crecimiento y la producción de carne/huevo. Cuando las aves jadean para perder calor, pierden 540 kcal de energía por cada 1 ml de evaporación de agua. Además, durante el estrés por calor, el consumo de alimento disminuye, mientras que el de agua aumenta, lo que da como resultado una mayor tasa de conversión alimenticia y una menor ganancia de peso y rendimiento en canal en pollos de engorde. Las parvadas de ponedoras y reproductoras muestran una disminución en la producción de huevos, tamaño y calidad de la cáscara, incubabilidad y fertilidad debido al estrés por calor.

Las referencias están disponibles bajo solicitud.

EndoBan®

Reductor de endotoxinas

Y-MOS

Inmunoduladores

PhytoStar®

Productos fitogénicos

Contáctenos para más información!