¿Qué hace que un buen atrapante de micotoxinas?

Artículos ¿Qué hace que un buen atrapante de micotoxinas?

Como medida preventiva, los agentes detoxificantes de micotoxinas se deben añadir de forma rutinaria a los alimentos para animales para reducir los efectos perjudiciales de las micotoxinas en la salud y el crecimiento de los animales. Cuando se trata de la detoxificación de micotoxinas, siempre hay mucha confusión acerca de elegir el producto apropiado. En general, se deben considerar los siguientes aspectos al evaluar los productos de detoxificación de micotoxinas:

Actividad de adsorción de amplio espectro

Las micotoxinas se pueden clasificar por sus propiedades químicas y físicas, que incluyen polaridad, solubilidad, tamaño y forma de las moléculas. Estas propiedades, especialmente la polaridad y el tamaño, influyen en la eficacia de los adsorbentes. Un atrapante de micotoxinas eficaz debería adsorber micotoxinas polares y no polares, así como pequeñas y grandes micotoxinas. Aunque gran variedad de agentes adsorbentes de micotoxinas están disponibles comercialmente, los productos más comúnmente utilizados son los aluminosilicatos. En su forma natural, los minerales de arcilla son atrapantes eficientes para micotoxinas de alta polaridad y tamaño pequeño, como la aflatoxina. Muchos de ellos tienen actividad limitada o nula contra las micotoxinas no polares y más grandes, como la zearalenona (ZEA), el deoxinivalenol (DON), las fumonisinas (FUM) y las toxinas T-2. Sin embargo, a través de ciertos métodos de modificación, se pueden mejorar las propiedades físicas y químicas de la superficie de la arcilla, lo que le permite unirse a un rango más amplio de micotoxinas. Además, los componentes de las paredes celulares de la levadura (p.ej. β-D-glucano) tienen sitios de adsorción que se unen a las micotoxinas a través de diversos mecanismos, incluidos los enlaces de hidrógeno y las interacciones hidrofóbicas. Por lo tanto, la combinación de minerales de arcilla modificados y componentes seleccionados de la pared celular de levadura abre posibilidades para la unión de un amplio espectro de micotoxinas.

Retención de micotoxinas

Para muchos atrapantes, la adsorción de micotoxinas es reversible y sensible a los cambios en el pH. La cantidad de H + y OH– ambientales influye en la interacción entre las micotoxinas y la superficie del adsorbente. En general, las micotoxinas se adsorben mejor en condiciones ácidas que en condiciones neutras o básicas. El pH del tracto gastrointestinal de los animales de producción cambia rápidamente de muy ácido en el estómago a aproximadamente pH 6-7 en el intestino delgado. Por lo tanto, para que un atrapante de micotoxinas sea eficiente, es clave que posea una buena capacidad de unión en un entorno ácido, pero la capacidad de retención en un pH neutro es igualmente importante.

Especificidad (sin unión de nutrientes)

En 2010, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) informólos riesgos potenciales de la adsorción de nutrientes, como vitaminas, oligoelementos y coccidiostáticos, cuando se utilizan atrapantes de micotoxinas en la alimentación de animales de granja. Por lo tanto, la especificidad de los atrapantes de micotoxinas es importante y se debe evitar la unión de nutrientes. Estas uniones indeseables no solo reducen la disponibilidad de nutrientes esenciales para la producción, sino también la capacidad de unión contra las micotoxinas.

Eficiente incluso a bajos niveles de contaminación

El efecto adverso de múltiples micotoxinas en las materias primas del alimento terminado es mayor que la suma de sus toxicidades individuales debido a las interacciones sinérgicas. Esto es especialmente cierto en relación a la inmunosupresión inducida por micotoxinas. Por lo tanto, la ingestión de múltiples micotoxinas en dosis bajas puede provocar graves efectos negativos en el desempeño de los animales y causar pérdidas económicas. Por lo tanto, un atrapante eficaz de micotoxinas debería poder adsorber las micotoxinas incluso cuando su nivel de contaminación sea bajo.

Seguridad y estabilidad

La degradación o transformación de las principales micotoxinas mediante enzimas o microorganismos se observa cada vez más. Sin embargo, la eficacia de estos productos debe considerarse cuidadosamente. La detoxificación de las micotoxinas debe completarse antes de su absorción intestinal hacia la circulación sanguínea. Muchos productos de bio-degradación requieren varias horas para degradar mientras que, p.ej., la ZEA solo necesita 30 minutos para absorberse a través del TGI porcino. También se debe tener precaución con la toxicidad de los metabolitos de la degradación. De hecho, no todos los productos de bio-transformación o bio-degradación son productos detoxificados. Además, la estabilidad de los microorganismos durante los procesos de producción de alimento y bajo condiciones las condiciones del TGI también es importante.

Las referencias están disponibles bajo solicitud.

Contáctenos para más información!